Nuestros Terroirs

Nuestros viñedos se ubican al este de Calaceite (Matarraña) y en el sud-este de Batea (Terra Alta). Los viñedos están situados a una altura entre los 300 y los 350 m sobre el nivel del mar, siendo el de Batea de las fincas más altas del termino de Batea. Las parcelas están completamente a “resguardo” por el monte que las limita.

 

Tenemos unos suelos más bien sencillos en cuanto a materia orgánica y con una textura promedia del 38,50% de arena, 22% de arcilla y 39,50% de limo. El suelo es del tipo “Panal”.

Tenemos también una baja pluviometría, unos escasos 500 litros anuales, que junto al hecho de no emplear sistemas de regadío nos resulta un poco justa, pero, por otro lado, hace que tengamos un vigor moderado y bajas humedades relativas, muy bueno para el estado fitosanitario de las viñas.

Por otro lado, tenemos un clima más bien continental, con buenos contrastes tanto de temperatura, humedad y viento, que nos ayudan a finalizar el ciclo vegetativo de las plantas correctamente y sin problemas.

 

Es por esto y por no dispensar de la maquinaria agrícola, que

trabajamos ayudados de cubiertas vegetales (autóctonas y no sembradas) en las calles junto con acolchados naturales bajo las cepas.

Trabajamos la vid manualmente en función de los diferentes ciclos lunares y siderales. Se hacen algunas labores relativas a la biodinámica.

 

Vendimiamos manualmente por la noche en cajas pequeñas para preservar la fruta con el frio de la noche para su correcta vinificación luego en la bodega. Gracias al trabajo en el campo, las vendimias suelen ser maduras y sanas y permiten elaboraciones limpias, sin la necesidad de añadir nada a los mostos para obtener vinos buenos y singulares.

DSC02838.jpg

Calaceite (Matarraña)

calaceite.jpeg

Garnacha

Garnacha

Macabeo

Batea (Terra Alta)

calaceite.jpeg

Garnacha

Garnacha

Macabeo